Guía de cómo iluminar una piscina

¿Cómo iluminar una piscina?

Se puede iluminar tu piscina con luces LED, te enseñamos a hacerlo

Un baño a la luz de la luna es una experiencia única pero en la oscuridad te hará falta alguna luz para tener visibilidad así que te proponemos la siguiente guía sobre cómo iluminar una piscina.

En principio todo va a depender del tamaño de la piscina y de su forma. En general podemos afirmar que un foco de luz LED podrá iluminar entre una superficie de 15 metros cuadrados y 20 metros cuadrados.

SI tu piscina tiene una superficie de 40 metros cuadrados te harán falta al menos dos focos de luz, aunque sería conveniente, en este caso, de contar con al menos tres focos para que tu piscina tenga más visibilidad.

Será importante saber la profundidad de la piscina porque si tenemos una piscina de obra de una altura considerable debemos tener en cuenta que los focos pueden averiarse y que sea necesario sustituirlos por otros, entonces veremos que cuanto más profundo hayas instalado los focos más agua deberás de vaciar para poder acceder al foco que hay que sustituir.

También se puede realizar la sustitución del foco sin tener que vaciar la piscina pero conlleva un riesgo ya que los focos de luz LED están conectados a la corriente y corremos el riesgo de sufrir algún accidente, por eso recomendamos que lo mejor será tener la piscina vacía.

Desde Luzdeled.net aconsejamos que el foco no esté a una distancia superior de unos 50 a 60 centímetros desde el borde de la piscina, además, desde esa distancia conseguirás la mejor iluminación para la piscina.

¿Dónde podemos poner luces en una piscina?

Las luces se pueden situar dentro de la piscina, flotantes o en el pavimento.

Luces dentro de la piscina

Su colocación es muy sencilla como podemos observar en el vídeo de abajo y los focos de luz dan muy buena iluminación consiguiendo una armonía perfecta.

Luces flotantes

Son ideales para las piscinas desmontables, aunque también se pueden utilizar en una piscina de obra.

Estas luces solo debes encenderlas y crearán una perfecta iluminación para tu piscina. Este tipo de luces LED son impermeables lo que la hacen perfecta para la inmersión y no tener que preocuparte de no salpicarlas.

La gran mayoría de este tipo de luces flotantes traen un pequeño mando a distancia con el que puedes elegir la intensidad de la luz y el color.

Las luces LED flotantes las hay sumergibles que disponen de una ventosa para su mejor sujeción a las paredes o al suelo de la piscina y también hay luces flotantes que no disponen de sujeción y por tanto circularán libres por la piscina.

Luces LED en el pavimento

Estas luces iluminarán las zonas de paso y de alrededor de la piscina. Estas luces pueden ser solares o funcionar a pilas.

Si estás interesado en ponerlas en el pavimento aconsejamos que sean frías ya que su objetivo es dar la mejor luz para que no tropieces al caminar y que la piscina está perfectamente señalizada.